La ciudad de Castellón está sufriendo nuevos robos con fuerza en viviendas con la sofisticada técnica del bumping. En los últimos días este tipo de robos en los que los ladrones abren las cerraduras sin forzarlas y con extrema facilidad se han cebado con la zona sur de la capital de La Plana, donde se han asaltado varias viviendas, según ha podido saber EL MUNDO.

Desde el Cuerpo Nacional de Policía no se precisa si ha habido un incremento de estos robos en la capital o si hay una banda actuando en el distrito sur pero sí advierten que cada vez hay más asaltos por el método bumping por lo que recomiendan extremar las precauciones dada la facilidad con la que los ladrones acceden a los domicilios.

Este sistema consiste en la apertura del cilindro de la cerradura mediante una llave sin dejar ningún tipo de huella. Los ladrones, especializados en este tipo de robos, utilizan una llave maestra y dan unos pequeños golpes que permiten abrir la cerradura sin demasiada complicación.

Eso sí, este tipo de asaltos se producen previa vigilancia de los movimientos de la posible víctima. Es decir, los ladrones conocen los movimientos del propietario de la vivienda ya que estos robos se producen siempre cuando no hay personas en la casa. «Son extremadamente cuidadosos y no acceden si hay alguien. Antes conocen los movimientos del dueño, a qué hora sale y cuándo vuelve», advierten desde el Cuerpo Nacional del Policía.

Este tipo de robos, añaden las fuentes policiales, se producen mayoritariamente en horario matinal. «Aprovechan que la gente se va al trabajo o al supermercado», advierten desde la Policía Nacional. Es decir, los asaltantes conocen los movimientos de la víctima.

Respecto a qué tipo de objetos sustraen, fuentes policiales explican que el objetivo es dinero en metálico, joyas y alta tecnología, como tablets, portátiles o móviles. «Objetos que se puedan llevar sin despertar sospechas», indican desde la Comisaría Provincial de Castellón. Lo más preocupante, algunos de los últimos detenidos por este tipo de robo con fuerzas eran vecinos del barrio donde se han producido los asaltos. «Sospechas de quien no conoces, pero no de alguien con el que te cruzas en la calle todos los días», alertan estas mismas fuentes.

Publicado: 16 de Febrero de 2016