Publicado: 14 de Septiembre de 2016

La policía y los cerrajeros alertan del incremento de robos en pisosUn total de 7.845 familias madrileñas han sufrido el robo con fuerza en su vivienda en el primer semestre del año. 

Este dato supone que la región ha registrado una subida del 4,6% en este tipo de delito con respecto al mismo periodo de 2015, según se desprende de la estadística del Ministerio del Interior. La policía ha hecho públicos unos consejos, mientras que los cerrajeros han pedido a los Ayuntamientos que prohíban las pegatinas de publicidad de su sector. 

Estas ocultan muchas veces mafias dedicadas a conseguir duplicados de las llaves, con las que después entran en las casas sin causar destrozos.

Fuentes policiales explicaron ayer que la mayor actividad delincuencial proviene de bandas especializadas procedentes de Georgia y de Rumanía, que controlan muy bien esta técnica de robo. En lo que va de año, los agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial han detenido a cerca de 600 personas por este delito, pero de poco les ha servido. Los jueces suelen dejarles en libertad con cargos, pendientes de juicio. “El problema es que, cuando llega la hora de celebre la vista, muchos se han marchado a sus países y ya no se les puede juzgar”, reconocen fuentes policiales.


Los agentes hacen cada vez atestados más completos e incluyen delitos aún más graves que el robo con fuerza, como asociación criminal y blanqueo de capitales. Pero ni siquiera eso les sirve. Los jueces les exigen que les detengan in fragranti o con el botín antes de venderlo. “Hacemos muchos controles en las casas de compra-venta de oro o en las fundiciones para vigilar qué piezas les entran y si tienen un origen legítimo. Se investiga mucho a los receptadores y ya se han hecho algunas operaciones contra estas personas dedicadas a comprar los objetos robados”, destacan fuentes policiales.

Bandas itinerantes

El problema también es que se trata de bandas itinerantes que van de una ciudad a otra y que no dejan de robar, lo que dificulta el trabajo de investigación de la policía. “Tenemos escuchas telefónicas en las que dicen a sus compatriotas: ‘Veníos para España que esto es un chollo”, reconoce un mando policial. Muchos de los arrestados son reincidentes.

La Federación Estatal de Cerrajeros (UCES, 2.000 profesionales) también ha alertado de los riesgos de tener cerraduras antiguas. Su presidente, Manuel Sánchez, calcula que el 80% de las cerraduras se han quedado “obsoletas”. La mitad de ellas tiene más de 30 años. “Hoy en día se han incrementado las tecnologías de manipulación y las herramientas para cometer estos delitos”, reconoce Sánchez. “La gente no suele cambiarla porque le funciona bien, pero no se da cuenta del riesgo que corre. Muchas veces basta con el cambio del bombillo”, añade el presidente.

Un riesgo sobre el que alerta Sánchez es la proliferación de pegatinas colocadas en todos los puntos de la ciudad en la que se ofertan servicios de 24 horas de cerrajeros. En algunos Ayuntamientos se ha prohibido ante el riesgo de que detrás de ellos haya bandas organizadas dedicadas a cambiar bombines y cerraduras y a quedarse con copias de las llaves. Estas luego las venden a grupos dedicados a robar viviendas. “Muchas veces la gente no se entera de que le han robado hasta que echa en falta alguna pertenencia”, añade el presidente.

Cerrajeros Urgentes Toledo - 625.424.338

Cerrajeros Urgentes Murcia - 625.424.338

Cerrajeros Urgentes Almeria - 625.424.338

Cerrajeros Urgentes Madrid - 625.424.338